Todo un mundo de preguntas, por Marisa Rojas

segunda jornada 3segunda jornada 1
Postales de la mesa “¿De qué hablamos cuando hablamos de ‘lo infantil’?”, II Jornada de Comunicación, Artes Escénicas y Artes Audiovisuales, Facultad de Ciencias Sociales, UBA, 2014.

 

 

Sobre las artes escénicas para chicos o, bueno: la escena infantil y juvenil, el teatro para niños, la platea adolescente, propuestas teatreras para toda la familia y los mil y un interrogantes más. Preguntas ¿sin? respuestas… únicas. O de la celebración de los escenarios para salir a jugar.

I.

Buenos Aires, agosto de 2004. Acaban de terminar las Vacaciones de Invierno, así,con las mayúsculas de los nombres propios. Las escuelas han vuelto a abrir sus puertas. Y los teatros a bajar sus telones. Aunque no todos, por fortuna. Aún hace frío, pero el sol de la mañana dibuja leves presagios de Primavera, otra vez, sí, con mayúsculas. En el patio del colegio está todo listo ¡para que comience la función! La mañana transcurre entre un par de trastos, tachos de luces, títeres, vestuarios de colores plenos, y un bullicio de pibes con guardapolvos blancos que, poco a poco, deja paso a caras de asombro, risas, canciones y aplausos, muchos aplausos. Regresar a clases y que te reciba el espíritu de Shakespeare no está nada mal, realmente.

Desde hace diez años, la compañía El Globo recorre las escuelas de la ciudad improvisando escenarios a cielo abierto y hasta en angostos pasillos, cambiándose en aulas y bibliotecas. Con el objetivo de “educar a través del arte” cinco actores le ponen el cuerpo a las más legendarias historias. Como ahora, cuando encantan a alumnos y maestras de una escuela pública del porteño barrio de Caballito con su particularísima versión de La comedia de las equivocaciones.

¿Por qué hacen teatro para chicos?, pregunto.

“¡No, no y no! Teatro para chicos exactamente no”, responde, enfático, Ale Mazzei, miembro fundador de la compañía que supo llamarse, también, Eikasia, y agrega: “Agustín Alezzo, con quien muchos de nosotros estudiamos, siempre nos enseñó que el teatro es uno solo. No existe el teatro para niños, lo que hay son temas y formas de contar esos temas”.

Touché. Es mi primera entrevista para Revista Planetario, la guía de los chicos, y mi primer entrevistado desenmascara, y con la autoridad de ese enorme hombre de la escena local que es el maestro Alezzo, mi primera, hubiera jurado, inocente pregunta.

II.

Buenos Aires, mayo de 2014. II Jornada del Área de Comunicación, Artes Escénicas y Artes Audiovisuales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Son las 9.45 de un sábado húmedo y destemplado, típico sábado de otoño porteño al que le ponemos actitud con mates y medialunas para recibir a la bailarina, coreógrafa, maestra de danza y fundadora de la compañía Duggandanza Teresa Duggan; a la actriz, titiritera, payasa, ilustradora, docente y responsable de la Casa de Títeres Pan & Arte Teatro Daniela Fiorentino; a la actriz, directora y formadora de actores, fundadora de la compañía Amichis Cecilia Miserere; a Marco Álvarez, director de la Compañía del Revés Teatro; a Gastón y Mariano Guerra y a Diego Passarini, actores, clowns, responsables de La Herrería Teatro, de San Miguel; a Sebastián Ricci, autor, director, referente de Teatro Puchero; y al actor, autor, director y docente Javier Zaín. Invitados deluxe para dar forma a una mesa especial con la que abrimos esta II Jornada del Área y a la que, a propósito de las Artes Escénicas, titulamos: “¿De qué hablamos cuando hablamos de ‘lo infantil’?”.

(…) ¿Mutis por el foro? ¡No! Pero presentar aquí algo, y no todo, de todo lo dicho entonces sería injusto. Y aunque esta no sea una pantalla de televisión, sabemos que “el tiempo es tirano”.

Queremos mucho a FSOC -así nos gusta llamarla a quienes nos formamos entre sus paredes, aunque hayan sido otras, ¡tan distintas a estas tan nuevas y recién pintadas!-, porque entre paredes como estas aprendimos que lo que vale es animarse, siempre, al clamor del interrogante. Porque las respuestas ayudan, pero lo que mueve, hacia proscenio, es, nunca dejar de preguntarse.

 

segunda jornada 2
Mesa “¿De qué hablamos cuando hablamos de ‘lo infantil’?”,
II Jornada de Comunicación, Artes Escénicas y Artes Audiovisuales,
Facultad de Ciencias Sociales, UBA, 2014.

 

III.

Buenos Aires, julio de 2016. Previa de inminentes Vacaciones de Invierno. Un invierno helado, ciertamente. Pero ¡vacaciones son vacaciones! Y es entonces cuando un rumor de telones que se levantan en las primeras horas de la tarde va tomando la ciudad que, con justicia, llamamos “Capital Teatral de Latinoamérica”. Buenos Aires es una urbe teatrera, sus habitantes –niños, niñas, ¿adolescentes?, jóvenes, adultos, mayores- son público de teatro. Pero es en tiempos de receso escolar cuando doncellas, magos, fantasmas, piratas, princesas, guerreros, superhéroes y animales varios se adueñan de la escena.

En el barrio de Nuñez, en la zona norte de la capital argentina, la Universidad Popular de Belgrano se dispone a recibir el XXII Encuentro de Teatro, Títeres y Cuentos, una especie de festival de las artes escénicas y la literatura, sobre el que, para Revista Planetario, entrevisto a la dramaturga María Inés Falconi y al director Carlos de Urquiza, referentes del espacio.

La programación de este nuevo encuentro incluye 10 obras explícitamente anunciadas para espectadores a partir de 1, 2, 4, 6, 10 y 14 años de edad. ¿Por qué la sugerencia de la edad base del espectador para cada uno de los títulos y no el uso del genérico “para toda la familia”?

Carlos: “Todo buen espectáculo es para toda la familia. No hay características en la instrumentación de la puesta en escena que identifiquen un teatro “para toda la familia”. No hay especificidad alguna allí. Cosa que sí sucede cuando se trata de teatro para bebés o para niños muy pequeñitos o chicos ya escolarizados y, por supuesto, para adolescentes. Los procedimientos, incluso las historias por contar, los temas de interés, sí cambian en todos esos casos”.

María Inés: “El teatro para niños o para jóvenes es el único que se define por la edad base del espectador. Si lo que pretendés es conmover a ese espectador de alguna manera, que entienda, comprenda, se divierta y emocione hay que ir al nivel de comprensión del espectador. Por eso la especificidad”.

Con una docena -literal- de años, 87 entrevistas y 103 artistas después de mi primer artículo teatrero para “la guía de los chicos” hay definiciones que siguen siendo puro interrogante. Hay preguntas para las que, como en la mesa de apertura de la II Jornada del Área, necesitaríamos toda una mañana, y muchas más –con sus correspondientes termos de mate y docenas de medialunas- para intentar, acaso,alguna ¿única? respuesta.

IV.

Buenos Aires, agosto de 2016. A horas del relanzamiento del sitio web (somos de Comunicación, llamemos a las cosas por su nombre, lo de ‘página Web’ es incorrecto) del Área de Comunicación y Artes Escénicas de FSOC –UBA.

“No me gusta para nada el nombre de esta sección pero algún nombre tenemos que ponerle. ¿Se te ocurre otro?”, (me) escribe Mónica Berman, alma mater de este espacio, a un lado del chat que mantenemos, ¡¿cuándo no?!, a altas horas de la madrugada.

“¿Te molesta lo de pequeños, lo de espectadores, o ambas cosas?”, (le) pregunto. Y repaso entonces las mil y una definiciones arrojadas en todas esas entrevistas en todos esos encuentros en todas esas charlas de pasillos teatreros, así, sin comas que den respiro.

No usamos emoticones, no en esta conversación. Pero arriesgo, sin riesgo, que iría aquí una carita fusión de otras: pensativa, mufada, un poco angustiada, algo pícara, ¡muy entusiasmada! Abrimos la (otra) puerta para salir a jugar, ahora, también, desde las entrañas de nuestra casa originaria. Será un placer compartir ideas, debates,dudas y aseveraciones con quienes, como todo este equipo, confíen en que “el teatro hace bien” y que llevar –y acompañar, como adultos responsables y comprometidos- un chico al teatro es un planazo, siempre. ¡Están todos y todas invitados!

Bienvenidos…

Datos extraidos de las siguientes notas:

http://revistaplanetario.com.ar/news/view/la-otra- cara-de- los-clasicos
http://revistaplanetario.com.ar/news/view/que-se- vengan-los- chicos-al- teatro